Los programas se desarrollaron para ofrecer visitas a monumentos y venues con un interés especial para los peregrinos y/o personas de diferentes edades y culturas, que viajen con fines culturales y religiosos: iglesias, castillos y monasterios.