El alojamiento probablemente sea la parte más sensible de nuestro negocio, teniendo en cuenta especialmente que trabajamos en destinos con gran demanda. En la mayoría de ocasiones, la disponibilidad es incluso más importante que el precio. Pero siempre nos las arreglamos para encontrar lo que nuestros clientes necesitan, desde acogedores hoteles rurales, hasta hoteles de lujo de primera línea, desde modernos apartamentos en la ciudad, hasta hoteles a primera línea de mar.